Información/Servicios

Developed in conjunction with Ext-Joom.com

Instrumentos de consulta

Developed in conjunction with Ext-Joom.com

Instrumentos de consulta

Developed in conjunction with Ext-Joom.com

Catálogo de Expedientes

Developed in conjunction with Ext-Joom.com

Boletines

Developed in conjunction with Ext-Joom.com

#ExpedientesZamoranos "Comunicaciones dirigidas y recibidas entre el primer comandante de la columna unión del ejercito constitucional y los comandantes López y Petit del ejército federal".

117z

Caracas; 17-03-2017. Puedes continuar disfrutando de nuestros expedientes Zamoranos, y una invaluable transcripción.

FICHA TÉCNICA
Trujillo, 8 de agosto de 1859. Copia autorizada de las comunicaciones dirigidas y recibidas entre el primer comandante de la columna unión del ejercito constitucional y los comandantes López y Petit del ejército federal. Serie Guerra y Marina, Legajo Año 1859, número de inventario 03-03-S2-26-0152.

______________________________________________________

216

EXTRACTO

[Folio 1] “...Anteayer me cerró la noche al salir de la cuesta de Las Piedras, allí mismo principió la lluvia, y la noche tenebrosa como es de figurarse no me permitió pasar la Bellaca, por ir ya grande y allí nos acampamos, a las dos de la madrugada después de haber tomado un posta que conducía unos pliegos de Zamora para Gregorio Valero por los cuales me informé que los Comandantes López y Petit estaban en la Laja con cuarenta hombre, cuya circunstancia me obligó a permanecer allí todo el día oculto para privar que el enemigo me viera y se retirase (pero esto fue en vano) al acercar la noche me puse en marcha por aquellos fragosos caminos...”

TRANSCRIPCIÓN TEXTUAL
[Folio 1]
República de Venezuela.
Trujillo Agosto 8 de 1859.
Señor
[Al margen: acompaña copia autorizada de las comunicaciones dirigidas por el 1er Comandante de la columna Unión, situado en las Piedras].
Tengo el honor de adjunta a Usted en copia autorizada, las comunicaciones dirigidas por el 1er Comandante de la columna Unión, Señor Juan Baptista desde el sitio de las Piedras donde está acampado, para el conocimiento de Ustedes y el de Secretario de Estado el Poder Ejecutivo. Soy consentimientos de consideración de Ustedes atento Servidor.
Señor Secretario de Estado en los Despachos de Guerra y Marina.
[Folio 2 Vacío]
[Folio 3] República de Venezuela. Comandancia de la Unión. Barinas la vieja Agosto 1º de 1859. Señores Comandantes López y Petit. Lamentando como lamento la desgraciada posición de la causa Federal atacada por la república entera sin más piso que el de Barinas, en donde sin recursos, algunos se hallan ya en desesperación cuya circunstancia obliga a sentir cruelmente al corazón mas fuerte; por cuanto no son Ustedes solos los que sufren sino esos infelices inocentes que Ustedes tienen metidos en una causa que aunque fuese justa, la han llenado de desastres, de inmoralización, de pillaje, de incendios y muertes cuyos hechos aunque no puestos en práctica por todos Ustedes si por la mayor parte de los Jefes oficiales y tropa con la falsa sombra de la causa Federal que con ese pretexto o a su nombre manchan el mundo con una guerra horrenda que solo en la India Oriental se ha conocido. En cuya virtud si Ustedes quieren avanzar ya sea con disposición de rendirse en cuyo caso ofrezco cuantas garantías estén a mi alcance, o ya sea con la de batirse luces en este caso los espero aquí en las Piedras o Niquitao donde Ustedes quieran con tal que salgan de ese chiquero donde estén metidos sacrificando a esas infelices familias que no aspiran sino a la tranquilidad de sus hijos. Repito a Ustedes que es urgente al mundo entero que salgan si rendidos encontrarán cuanto apoyo puedan apetecer y si a pelear cuanto plomo puedan esperar. SÍrvase poner en conocimiento de Zamora esta nota y contestarme para mi gobierno. Soy Vuestra. Francisco M. Baptista. Ciudadano Francisco Baptista. Acabo de recibir una nota de Usted e impuesto de su contenido digo que con respecto a las garantías que me ofrecen Ustedes no las tienen para si mismo como pueden ofrecerlas acepto [Folio 1vto.] el desafío que me hacen porque a eso salí de Coro a defender mi causa y mis compañeros lo mismo a nadie le hemos ofrecido cuero para pariguelas vengan a averiguarnos como tienen de costumbre aquí no somos media docena completa y Vuestra Señoría estén seguros de eso no los espero encerrados se los ofrezco con palabra de honor. Dios y Federación. Juan E. López. Rafael Petit.
República de Venezuela. Comandancia de la Unión. Las Piedras Agosto 3 de 1859. Señor Gobernador de la Provincia de Trujillo. Habiendo tenido noticia de que en el Sitio de Chiquinbui estaba un piquete de facciosos, dispuse se mi Segundo Comandante Francisco M. Baptista avanzase hacia aquel punto con cincuenta hombres escogidos con el fin de destruirlos; y hoy acabo de recibir la nota que copio. República de Venezuela. 2da. Comandancia de la Unión. Barinas la vieja Agosto 1º de 1859. Señor 1er Comandante de la Unión. Aún no había sido posible comunicar a Usted mi segunda marcha por no haber hallado recurso alguno en mi tránsito, y ahora lo hago desde este punto así. Anteayer me cerró la noche al salir de la cuesta de Las Piedras, allí mismo principió la lluvia, y la noche tenebrosa como es de figurarse no me permitió pasar la Bellaca, por ir ya grande y allí nos acampamos, a las dos de la madrugada después de haber tomado un posta que conducía unos pliegos de Zamora para Gregorio Valero por los cuales me informé que los Comandantes López y Petit estaban en la Laja con cuarenta hombre, cuya circunstancia me obligó a permanecer allí todo el día oculto para privar que el enemigo me viera y se retirase (pero esto fue en vano) al acercar la noche me puse en marcha por aquellos fragosos caminos [Folio 2] dejando todas las bestias por ser imposible su paso y el amanecer del día de hoy tenía cortada la casa de la Laja con tres Guerrillas en la inteligencia que allí estaba el enemigo; pero desgraciadamente un muchacho que tenían de vigía, me sintió avanzar en el peso de la noche y voló a darles parte de mi aproximación cuya razón hizo poner en fuga los facciosos, sabido que fui de este movimiento redoble la marcha hasta este punto donde los divisé a un cuarto de legua, y penetrado de su cobardía dispuse que el Capitán Santiago Rivas los provocase con u na guerrilla de diez hombres, en la inteligencia de que viendo el poco número de los nuestros, hicieran frente, mientras el Teniente los cortaba por dentro de un bosque saliendo adelante de este caserío, vista por ellos mi primera operación se pusieron en fuga al paso de trote. Acabo de ser informado que al haber sabido que nuestras fuerzas estaban en esa creyeron infalible nuestra invasión hacia esta provincia, y al efecto pidieron doscientos hombres a Barinas y que con cincuenta que tenían en el Puente formaron tres trincheras de piedra y palo. En tal concepto no teniendo yo sino cincuenta hombres, y careciendo de baqueanos suficientes para entrarles por otras vías, he dispuesto pernoctar hoy en el potresito en contra marcha hacia esa. En esta jornada han probado una vez mas los oficiales y tropa de la Unión el entusiasmo y disposición con que marchaban en busca del enemigo disputándose a cual mas la vanguardia, sin embargo de tener ya dos días sin ración. Lo que pongo en su conocimiento para que volando me remita al encuentro recursos y alimentos para la tropa. Soy Vuestra. Francisco M. Baptista. Nota: acabo de tomar el muchacho que dio cuenta a los fac[Folio 2vto.]ciosos de mi marcha y aunque debiera cumplir con las penas del caso privándole de la vida no he querido que se manchen nuestras armas sino en el campo de batalla vale. Lo que transcribo a Vuestra Señoría para que se imponga de las operaciones practicadas por las fuerzas de mi mando. Acompaño a Vuestra Señoría en copia una proclama con que alenté la tropa de mi columna el día de la salida para los Callejones. Soy de Vuestra Señoría atento servidor. Juan Baptista.
Juan Baptista primer Comandante de la Unión a su Columna.
Soldados de la Unión! Por mas de una vez habemos dado al Gobierno Constitucional pruebas inequívocas de vuestro valor y patriotismo abandonando a vuestras familias e intereses con todo al desprendimiento de unos verdaderos patriotas por abrazar los sanos principios de la santa causa fundamental.
Soldados Trujillanos! hemos venido es auxilio de nuestra hermana provincia, después de haber despegado la nuestra de esas hordas beduinas de vándalos que con sus profanas plantas pisaron nuestro sagrado recinto.
Compañeros de armas! Los escarpados peñascos de los Callejones nos ofrecen nuevos laureles que recoger. volemos pues, a destruir esa partida es esbirros, que nos presentan una bandera manchada con el crimen, el robo, la violación, y el exterminio; y en su lugar, plantemos y se vea flamear la bandera tricolor de la libertad. Marte nos llama a su campo; allí haremos conocer a esos improvisadores que somos verdaderos hijos de la provincia de Trujillo y que nuestra enseña será.
Vencer con valor
Morir con honor
Campamento en las Piedras a 1º de Agosto de 1859. Juan Baptista.
Es Copia.
[Firma] Andrés María Iragorri, Secretario.”

FICHA TÉCNICA


Trujillo, 8 de agosto de 1859. Copia autorizada de las comunicaciones dirigidas y recibidas entre el primer comandante de la columna unión del ejercito constitucional y los comandantes López y Petit del ejército federal. Serie Guerra y Marina, Legajo Año 1859, número de inventario 03-03-S2-26-0152.

EXTRACTO

[Folio 1] “...Anteayer me cerró la noche al salir de la cuesta de Las Piedras, allí mismo principió la lluvia, y la noche tenebrosa como es de figurarse no me permitió pasar la Bellaca, por ir ya grande y allí nos acampamos, a las dos de la madrugada después de haber tomado un posta que conducía unos pliegos de Zamora para Gregorio Valero por los cuales me informé que los Comandantes López y Petit estaban en la Laja con cuarenta hombre, cuya circunstancia me obligó a permanecer allí todo el día oculto para privar que el enemigo me viera y se retirase (pero esto fue en vano) al acercar la noche me puse en marcha por aquellos fragosos caminos...”

TRANSCRIPCIÓN TEXTUAL
[Folio 1]
República de Venezuela.
Trujillo Agosto 8 de 1859.
Señor
[Al margen: acompaña copia autorizada de las comunicaciones dirigidas por el 1er Comandante de la columna Unión, situado en las Piedras].
Tengo el honor de adjunta a Usted en copia autorizada, las comunicaciones dirigidas por el 1er Comandante de la columna Unión, Señor Juan Baptista desde el sitio de las Piedras donde está acampado, para el conocimiento de Ustedes y el de Secretario de Estado el Poder Ejecutivo. Soy consentimientos de consideración de Ustedes atento Servidor.
Señor Secretario de Estado en los Despachos de Guerra y Marina.
[Folio 2 Vacío]
[Folio 3] República de Venezuela. Comandancia de la Unión. Barinas la vieja Agosto 1º de 1859. Señores Comandantes López y Petit. Lamentando como lamento la desgraciada posición de la causa Federal atacada por la república entera sin más piso que el de Barinas, en donde sin recursos, algunos se hallan ya en desesperación cuya circunstancia obliga a sentir cruelmente al corazón mas fuerte; por cuanto no son Ustedes solos los que sufren sino esos infelices inocentes que Ustedes tienen metidos en una causa que aunque fuese justa, la han llenado de desastres, de inmoralización, de pillaje, de incendios y muertes cuyos hechos aunque no puestos en práctica por todos Ustedes si por la mayor parte de los Jefes oficiales y tropa con la falsa sombra de la causa Federal que con ese pretexto o a su nombre manchan el mundo con una guerra horrenda que solo en la India Oriental se ha conocido. En cuya virtud si Ustedes quieren avanzar ya sea con disposición de rendirse en cuyo caso ofrezco cuantas garantías estén a mi alcance, o ya sea con la de batirse luces en este caso los espero aquí en las Piedras o Niquitao donde Ustedes quieran con tal que salgan de ese chiquero donde estén metidos sacrificando a esas infelices familias que no aspiran sino a la tranquilidad de sus hijos. Repito a Ustedes que es urgente al mundo entero que salgan si rendidos encontrarán cuanto apoyo puedan apetecer y si a pelear cuanto plomo puedan esperar. SÍrvase poner en conocimiento de Zamora esta nota y contestarme para mi gobierno. Soy Vuestra. Francisco M. Baptista. Ciudadano Francisco Baptista. Acabo de recibir una nota de Usted e impuesto de su contenido digo que con respecto a las garantías que me ofrecen Ustedes no las tienen para si mismo como pueden ofrecerlas acepto [Folio 1vto.] el desafío que me hacen porque a eso salí de Coro a defender mi causa y mis compañeros lo mismo a nadie le hemos ofrecido cuero para pariguelas vengan a averiguarnos como tienen de costumbre aquí no somos media docena completa y Vuestra Señoría estén seguros de eso no los espero encerrados se los ofrezco con palabra de honor. Dios y Federación. Juan E. López. Rafael Petit.
República de Venezuela. Comandancia de la Unión. Las Piedras Agosto 3 de 1859. Señor Gobernador de la Provincia de Trujillo. Habiendo tenido noticia de que en el Sitio de Chiquinbui estaba un piquete de facciosos, dispuse se mi Segundo Comandante Francisco M. Baptista avanzase hacia aquel punto con cincuenta hombres escogidos con el fin de destruirlos; y hoy acabo de recibir la nota que copio. República de Venezuela. 2da. Comandancia de la Unión. Barinas la vieja Agosto 1º de 1859. Señor 1er Comandante de la Unión. Aún no había sido posible comunicar a Usted mi segunda marcha por no haber hallado recurso alguno en mi tránsito, y ahora lo hago desde este punto así. Anteayer me cerró la noche al salir de la cuesta de Las Piedras, allí mismo principió la lluvia, y la noche tenebrosa como es de figurarse no me permitió pasar la Bellaca, por ir ya grande y allí nos acampamos, a las dos de la madrugada después de haber tomado un posta que conducía unos pliegos de Zamora para Gregorio Valero por los cuales me informé que los Comandantes López y Petit estaban en la Laja con cuarenta hombre, cuya circunstancia me obligó a permanecer allí todo el día oculto para privar que el enemigo me viera y se retirase (pero esto fue en vano) al acercar la noche me puse en marcha por aquellos fragosos caminos [Folio 2] dejando todas las bestias por ser imposible su paso y el amanecer del día de hoy tenía cortada la casa de la Laja con tres Guerrillas en la inteligencia que allí estaba el enemigo; pero desgraciadamente un muchacho que tenían de vigía, me sintió avanzar en el peso de la noche y voló a darles parte de mi aproximación cuya razón hizo poner en fuga los facciosos, sabido que fui de este movimiento redoble la marcha hasta este punto donde los divisé a un cuarto de legua, y penetrado de su cobardía dispuse que el Capitán Santiago Rivas los provocase con u na guerrilla de diez hombres, en la inteligencia de que viendo el poco número de los nuestros, hicieran frente, mientras el Teniente los cortaba por dentro de un bosque saliendo adelante de este caserío, vista por ellos mi primera operación se pusieron en fuga al paso de trote. Acabo de ser informado que al haber sabido que nuestras fuerzas estaban en esa creyeron infalible nuestra invasión hacia esta provincia, y al efecto pidieron doscientos hombres a Barinas y que con cincuenta que tenían en el Puente formaron tres trincheras de piedra y palo. En tal concepto no teniendo yo sino cincuenta hombres, y careciendo de baqueanos suficientes para entrarles por otras vías, he dispuesto pernoctar hoy en el potresito en contra marcha hacia esa. En esta jornada han probado una vez mas los oficiales y tropa de la Unión el entusiasmo y disposición con que marchaban en busca del enemigo disputándose a cual mas la vanguardia, sin embargo de tener ya dos días sin ración. Lo que pongo en su conocimiento para que volando me remita al encuentro recursos y alimentos para la tropa. Soy Vuestra. Francisco M. Baptista. Nota: acabo de tomar el muchacho que dio cuenta a los fac[Folio 2vto.]ciosos de mi marcha y aunque debiera cumplir con las penas del caso privándole de la vida no he querido que se manchen nuestras armas sino en el campo de batalla vale. Lo que transcribo a Vuestra Señoría para que se imponga de las operaciones practicadas por las fuerzas de mi mando. Acompaño a Vuestra Señoría en copia una proclama con que alenté la tropa de mi columna el día de la salida para los Callejones. Soy de Vuestra Señoría atento servidor. Juan Baptista.
Juan Baptista primer Comandante de la Unión a su Columna.
Soldados de la Unión! Por mas de una vez habemos dado al Gobierno Constitucional pruebas inequívocas de vuestro valor y patriotismo abandonando a vuestras familias e intereses con todo al desprendimiento de unos verdaderos patriotas por abrazar los sanos principios de la santa causa fundamental.
Soldados Trujillanos! hemos venido es auxilio de nuestra hermana provincia, después de haber despegado la nuestra de esas hordas beduinas de vándalos que con sus profanas plantas pisaron nuestro sagrado recinto.
Compañeros de armas! Los escarpados peñascos de los Callejones nos ofrecen nuevos laureles que recoger. volemos pues, a destruir esa partida es esbirros, que nos presentan una bandera manchada con el crimen, el robo, la violación, y el exterminio; y en su lugar, plantemos y se vea flamear la bandera tricolor de la libertad. Marte nos llama a su campo; allí haremos conocer a esos improvisadores que somos verdaderos hijos de la provincia de Trujillo y que nuestra enseña será.
Vencer con valor
Morir con honor
Campamento en las Piedras a 1º de Agosto de 1859. Juan Baptista.
Es Copia.
[Firma] Andrés María Iragorri, Secretario.”